Publicado el: 11 Ene 2022

El centro cultural de Grado tendrá un ático para actos al aire libre

El proyecto del arquitecto Jeremías Sampedro prevé demoler el actual edificio, aunque mantendrá el diseño de la fachada

Una de las infografías del futuro centro cultural de Grado, de Jeremías Sampedro, en la que se aprecia su integración en la trama urbana

L. S. N./Grado

El centro cultural de Grado tendrá un ático abierto, una terraza, para poder organizar actos al aire libre. Así se recoge en el proyecto del nuevo auditorio, obra del arquitecto gijonés Jeremías Sampedro. El arquitecto señala que fue una petición expresa del Ayuntamiento moscón, para poder organizar en la terraza actividades.

El proyecto, que ha salido ya a contratación con un presupuesto de 1,9 millones y 18 meses de plazo, prevé la demolición de la actual estructura, aunque mantendrá el aspecto de la fachada. «Como idea principal a nivel de fachadas, se proyecta un “piel” (fachada exterior) con el mismo volumen, ritmo y disposición de huecos que las actuales fachada, aunque con un menor espesor para aprovechar el máximo espacio posible y permitir que la fachada interior proyectada se asome detrás de esta primera “piel” de esta manera se recupera en cierto modo la imagen urbana que durante más de 50 años ha estado configurando el espacio urbano. La fachada interior, por otro lado nos habla de otro uso. Se establece un juego entre las dos fachadas creando una escenografía en el que hay un elemento protagonista y otro que asume el papel de fondo, escenario o telón», señala textualmente el proyecto. Para mantener este aspecto de forma fiel, se levantará un acta notarial de la actual fachada, que será la entrada principal al edificio, desde la plaza del General Ponte, corazón de la villa moscona.

El proyecto gira en torno al auditorio, pieza central del edificio, que tiene además un tratamiento especial para garantizar su acústica en tres condiciones diferentes: para actuaciones musicales, para actuaciones donde sea necesario escuchar la voz humana, como teatro, y para actuaciones mixtas. También se ha prestado una especial atención a la insonorización del edificio, ya que se levanta entre medianeras.

El auditorio tendrá un acceso al patio de butacas desde la planta baja, otro desde la planta primera, y un acceso al anfiteatro, en la segunda planta. En total, sumará 251 butacas: 95 en la sección inferior del patio de butacas; 92 en la sección superior del mismo patio, y otras 64 en el anfiteatro. El escenario medirá unos 86 metros cuadrados, con espacio para maquinaria e instalaciones auxiliares. Además, en la tercera planta habrá una sala de usos múltiples de 92 metros cuadrados, y la terraza, accesible con escaleras y ascensor, tendrá unos cien metros cuadrados de superficie. El edificio contará además con camerinos, zona de instalaciones, aseos, despacho y taquilla.

Las obras serán cofinanciadas entre el Ayuntamiento y el Principado, a través de un convenio con la consejería de Cultura, y han sido autorizadas por el Pleno de la comisión de Patrimonio.

Doble fachada del centro, con una ‘piel exterior’ que reproduce los huevos y la disposición de la fachada actual

Disposición de las butacas, en dos secciones de patio y el anfiteatro

Deje su comentario

Diario Comarcal Independiente