Publicado el: 17 Feb 2015

Los ganaderos asturianos exigen un plan urgente de desarrollo rural para evitar su desaparición

Ganaderos en Proaza (Foto LVT)

Ganaderos en Proaza (Foto LVT)

CONVOCAN UNA ASAMBLEA GENERAL EL PRÓXIMO JUEVES EN EL MERCADO DE SIERO Y EL 18 DE MARZO UNA CONCENTRACIÓN DELANTE DEL GOBIERNO REGIONAL

El colectivo Asturias Ganadera, en el que participan numerosos ganaderos de los Valles del Trubia, han convocado para el próximo jueves en el mercado de Siero una asamblea general para debatir la situación del sector. Asimismo han hecho un llamamiento a todos los ganaderos para que se sumen a la concentración que tendrá lugar el próximo 18 de marzo frente a la sede del Gobierno regional en Oviedo.

Este colectivo ha difundido hoy un comunicado en el que manifiesta su «firme convicción de que queremos continuar con nuestro trabajo en las tierras, prados, puertos, brañas y majadas de Asturias. No queremos extinguirnos, queremos seguir trabajando donde siempre pero con medios actuales y con tecnologías adaptadas al entorno que hagan posible la opción de una agricultura y ganadería moderna que, sin renunciar a su trabajo tradicional de equilibrio en el ecosistema, suponga también una actividad profesional atractiva para las generaciones venideras».

Este comunicado fue presentado esta mañana en una rueda de prensa en Oviedo en la que se habló de que la situación de paro y crisis económica profunda de Asturias «es consecuencia del fracaso de sectores como minería, naval, siderurgia, industria, construcción, etc. Estos sectores atrajeron mucha mano de obra procedente del mundo rural con la consiguiente despoblación y abandono de los pueblos y de la actividad agrícola y ganadera tradicional. A ello contribuyó la carencia de todo estímulo político, social y económico hacia una actividad tradicional que, en pocas décadas, pasó de proveer del 80% de los alimentos consumidos en Asturias a suministrar solamente el 20% en la actualidad.»

Por eso proponen que el campo asturiano sea una «apuesta global de toda la sociedad asturiana.  Cualquier sociedad que se precie y tenga esa posibilidad tiene, necesariamente, que considerar como primer objetivo la producción de alimentos».

Reclaman la soberanía alimentaria como «un derecho de la población, una estrategia política inteligente y un motor económico clave. Especialmente en tiempos de crisis, hay que apostar por el sector productivo rural».

Y denuncian que en Asturias no exista un plan de sostenibilidad de la actividad agrícola y ganadera: «Ningún gobierno se ocupó de ello. Sobran, además, normativas asfixiantes, inútiles y alejadas de la realidad que dificultan, aún más si cabe, la actividad».

Critican a la Administración por su afán conservacionista a costa de «expropiar a los ganaderos». Así, dicen «cuando las administraciones públicas consideran digno de conservación un espacio de uso agroganadero tradicional, transformado y conservado por labradores, brañeiros y pastores, lo declaran  espacio protegido y ello supone una verdadera expropiación de nuestros derechos y usos, de nuestra capacidad para seguir conservándolo».

Asturias Ganadera mostró su rechazo por un Plan del Lobo «que no garantiza a los ganaderos sus derechos ni hace sostenible su actividad».

Respecto a los IGIs, señalan que pretenden «rematar el proceso de expolio al que se han visto sometidos los comunales rurales con prohibiciones, restricciones y mermas del derecho de propiedad  y de los  usos tradicionales».

Denuncian además lo que consideran un «plan de acoso a nuestra honorabilidad colectiva admitiendo a trámite la denuncia masiva por el presunto fraude de los cobros dobles».

En cuanto a la gestión de los pastos la califican de «pésima» dado que «no se permiten las quemas controladas ni se realizan los desbroces necesarios. Ello no solamente nos  roba el alimento para nuestros ganados, también  hace  que se reduzca peligrosamente  la superficie computable en los pagos de la PAC y va a provocar una reducción de la cabaña ganadera».

En cuanto a la distribución de los PDRs señalan que «no cumplen su finalidad de ser motor de desarrollo rural. A ello se añade la reciente decisión tirados de  la UE de anularlos por defectos graves en su redacción y tramitación, entre otros,  por falta de participación de los afectados en su elaboración».

Respecto a las cámaras agrarias consideran que lo que está ocurriendo es un «expolio» «regaladas a unos “domesticados” sindicatos sin representación real del sector, en el que desde 2002, incumpliendo la legislación vigente,  no hay elecciones sindicales.  Con otro  agravante: el oscurantismo en las cuentas, que no proporcionan a la oposición parlamentaria en la Junta.»

Por último, respecto al brote de tuberculosis, entienden que ha habido una «mala gestión» ya que «ni actúan adecuadamente sobre las causas -la fauna salvaje-, las pruebas fallan en demasía, los gastos del inmovilizado de la cabaña corren a cargo del ganadero, ni se realizan los vacíos sanitarios que convienen cuando el problema es real.»

Comentarios:
  1. Carlos dice:

    nos ponemos a favor de la raza Asturiana la Asociacion de la raza wagyu
    http://www.wagyuasociacionspain.com

  2. […] con los valles del Trubia. La noticia que tuvo el mayor número de visitas en febrero fue la de “Los ganaderos asturianos exigen un plan urgente de desarrollo rural para evitar su desaparici…, que tuvo 507 clicks lo que demuestra el interés por todo lo relacionado con este sector en los […]

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa