Publicado el: 24 Dic 2015

[Editorial] ¿Por qué arde Asturias?

Asturias ha sido pasto de las llamas en los últimos días. La Comarca del Camín Real de la Mesa no se ha librado tampoco. Candamo, Grado, Teverga, Quirós, Proaza y Yernes y Tameza han sufrido también la violencia de los incendios forestales. La entrada de viento sur y la escasez de lluvias han sido un desencadenante fundamental, aunque no el principal. A los ecologistas, políticos y ciudadanos «de ciudad» les ha faltado tiempo para acusar a ganaderos y cazadores de ser los responsables de estos incendios.

Los que viven el el campo saben que no es cierto. Desde hace años los montes de Asturias no se limpian. Hay detrás un problema estructural, el del abandono del campo, el de favorecer políticas urbanas en detrimento de actividades agroganaderas. Hace 70 años, una foto aérea mostraba una realidad del paisaje radicalmente distinta a la actual. Asturias era verde, tenía pastos y los bosques estaban limpios. El envejecimiento del sector y el abandono de la actividad agraria han transformado el color verde en color ocre, pardo. Cada vez hay más monte, más cotoya, más residuos combustibles. Antiguamente, en estas fechas, los paisanos y paisanas se dedicaban a la limpieza de fincas y montes, recogían leña y arbustos secos. Era la labor del invierno, cuando bajaba más la actividad de otras faenas agropecuarias. Tradicionalmente han sido los ganaderos los que han mantenido limpios los montes. Por eso es una injusticia acusarles de ser los responsables. Un ataque más a un sector que agoniza y al que parece que algunos quieren darle la puntilla.

Hoy nadie limpia el monte, ni siquiera la Aministración. Hay numerosas cooperativas forestales en Asturias que están a punto de echar el cierre porque no se les contrata para nada. Y como ya vemos que ni los políticos de la Unión Europea, de la que dependemos, ni los del gobierno regional están por la labor de impulsar el campo, habría que buscar alternativas. Proponemos una: se ahorraría mucho adjudicando a estas cooperativas el mantenimiento y la limpieza de nuestros montes evitando así el alto coste económico y medioambiental que tienen los incendios.

Comentarios:
  1. Wunelfe Karin dice:

    Más fácil y sencillo que adjudicarles nada es que les dejen limpiar los montes y los ríos a cambio de poder comercializar la madera aprovechable; hasta es posible que abastecieran a una caldera central como la que pretende instalar HUNOSA en Somiedo

  2. Isabel Allende dice:

    Porque no hablan de las expropiaciones forzosas hechas por el PSOE en Asturias (Teverga) hace más de 10 años que no se han pagado, y tiene todo sucio sin limpiar haciéndose monte y un aparcamiento donde no cabe un coche. Es una tristeza lo que empezó con la alcaldesa María del Carmen Fernández, se vino el consejo a la mierda

  3. Ruben Alvarez dice:

    Para cuando un plan de empleo local dedicado exclusivamente a limpiar los montes?
    De todas formas, tampoco me vale el victimismo de echar la culpa a los de la ciudad… Hay malos y buenos en todos los sitios, paisanos que cuidan su entorno y paisanos muy aficionados a tirar de mechero… Algunos no se apean del quad y no limpian una cotoya ni por recomendación. Lo mejor es que se investigue en serio por el bien de todos.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa