Publicado el: 13 Abr 2017

Los músicos recuperan los molinos de Corroriu

Pablo Rosales y Luis Álvarez Pola organizaron una estaferia, que logró poner en uso una de las canales de agua

Miembros de la cuadrilla, trabajando en el molino/ Foto de Juanjo Arrojo

Beatriz Álvarez/Quirós
Los músicos se pusieron ayer manos a la obra en Quirós para recuperar el patrimonio etnográfico. Pablo Rosales y Luis Álvarez Pola organizaron una “estaferia” para limpiar el entorno de los molinos de Corroriu. La convocatoria, impulsada por Rosales, no tuvo demasiado éxito de participacióm, quizá por tratarse de un día laborable, pero la cuadrilla, que trabajó muy duro, consiguió realizar la primera parte de lo que pretende ser una intervención más amplia. Ahora ya corre el agua por el canal y el molino de abajo vuelve a tener agua de nuevo. Quizás algún día se pueda conseguir poner a funcionar también los otros dos molinos. En palabras de Luis Pola, “otra estaferia, más nutrida de personal y se conseguirá”.
Pablo Rosales agradeció a los participantes “por prestar y dar su esfuerzo, según lo que cada uno podía y pudo dar ayer”, y anunció que se buscará una fecha para intentar devolver al 100% la función y la vida a los molinos. Rosales quiere que este segundo encuentro sea muy festivo, recuperando el auténtico espíritu de vecindad y compartiendo comida campestre, sidras y mucho más… “porque la generación siguiente tendrá así un ejemplo de esfuerzo y de realización”.
La idea de realizar esta actuación en el entorno de los molinos surge en una reunión de distintas asociaciones y personas vinculadas a la cultura, que se celebró en Bárzana el pasado mes de octubre. Entre las ideas que surgieron para revitalizar la vida cultural del concejo, Pablo Rosales, vecino de Coañana, apuntó la necesidad de recuperar los molinos de Corroriu, una atracción turística del concejo, en un lugar de cuento que reúne encanto y belleza, relativamente poco conocida a la que se puede acceder desde Faedo haciendo una pequeña ruta por un impresionante bosque o mucho más fácil desde la carretera un poco ante de llegar a Fresnedo. El fotógrafo Juanjo Arrojo se desplazó al lugar para echar una mano y documentar la intervención.

Trabajos para recuperar la canal/Juanjo Arrojo

El agua vuelve al molino/Juanjo Arrojo

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa