Publicado el: 25 Ene 2018

El linaje de los Prada

Por Loli GALLEGO

[Desde Proaza]

Continuamos con los personajes que dentro de la historia dejaron huella y que, aún después del tiempo transcurrido no han desaparecido de la memoria universal.
Aunque todos han nacido en Proaza, sus vidas transcurrieron en otros lugares dada su clase social, aunque este concejo debe de estar orgulloso de haber sido la patria chica de los mismos.
De la casa fuerte de Prada, por su importancia territorial y económica, salieron varios hombres ilustres, los cuales le dieron gran renombre y esplendor a Proaza.
Comenzando por Andrés Vázquez de Prada y Rubio, hijo de Diego Vázquez de Prada el que mandó construir la torre del Campo. Nació en Proaza e instituyó el mayorazgo de esta Casa con el fin de que los bienes de la misma no se dispersaran con los sucesivos herederos y estableciendo taxativamente “que el varón o hembra que en nuestro mayorazgo sucediera,llevara el apellido de Prada y el resto de los hermanos el de Vázquez de Prada. Andrés sobresale como caballero de la Orden de Santiago y fue una persona muy estimada por los Reyes Católicos. En el reinado del emperador Carlos V, que también le tenía en gran estima, le encomendó la guardia y custodia de los Delfines de Francia, hijos del rey francés Francisco I, que los había dejado como rehenes después de la derrota de la batalla de Pavía. No fueron liberados hasta la firma de la paz entre España y Francia.
A la esposa de Andrés Prada, Doña Catalina Estébanez, el emperador la honró en 1539 con una merced del hábito de Santiago, algo inusual dentro del género femenino
Fueron sus hijos Juan Vázquez de Prada, capitán de los ejércitos del emperador, que murió en la guerra con Francia en 1561 heredando el mayorazgo su hermano Baltasar.
Andrés Vázquez de Prada, abad del monasterio de Tuñón, fundó una capilla en la catedral de Oviedo, dotándola con una renta anual de 10.000 maravedíes.

 

Casa Fuerte de Prada

Esta capilla de los Vázquez de Prada se encuentra en la nave de la Epístola. Es un retablo de un barroco tardío y presenta una sola imagen de Cristo crucificado, una de las más hermosas piezas escultóricas de la Catedral y se atribuye a Alonso Berruguete entre los años 1540 y 1550. A los pies de la imagen aparece el blasón de la Casa de Prada.
Hoy esta capilla es conocida como “del Cristo de Velarde”, pues al unirse ambas casas quedó encomendada a este linaje.
Don Andrés de Prada persona muy acaudalada, ayudó económicamente a la compra del que hoy es el concejo de Santo Adriano, que hasta la desamortización de los bienes de la Iglesia era un coto del monasterio de Tuñón.
Por matrimonio con Juana María, nacida en Proaza en 1635, hija de Baltasar de Prada y de Doña Leonor Bernaldo de Quirós, a la muerte de su hermano Alejandro hereda el mayorazgo. Doña Juana María se casa con Don Pedro Velarde y Calderón de la Barca, oriundo de Santillana del Mar (Cantabria), entrando en la casa de Prada el linaje de los Velarde
De esta misma familia fue también Andrés de Prada y Rivera, gobernante, escritor y poeta nacido en Proaza en el siglo XVI. Secretario de Estado de Felipe II y Felipe III, en 1587 ya era secretario de Don Juan de Austria.Estando retirado en su casa fue llamado para secretario de Felipe II.
Este caballero fue ensalzado por Lope de Vega en el prólogo del “Laurel de Apolo” como excelente poeta. En la Biblioteca Nacional se guarda un legajo con el título de su obra inédita,”Cartas al Conde de Fuentes”.
Escudo: Cinco llamas de fuego de los Cienfuegos de los que procedían los Vázquez de Prada con una orla de plata con seis luneles de la Casa de Quirós, tres luneles en cada flanco.

Comentarios:
  1. Diego Vazquez-Prada dice:

    Me ha encantado leer sobre mis ancestros. Gracias por el artículo, poco sabía de estas historias.
    Un abrazo desde Huesca

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa