Publicado el: 28 Mar 2018

Niños y profesores de Candamo construyen 45 trampas para avispones asiáticos

Los ingenios, realizados con botellas vacías de plástico pero muy efectivos, serán colocados en las próximas semanas, que es cuando empiezan a salir las reinas

Natalia González y Santiago Menéndez con una de las trampas

F. Romero / Candamo

Niños y profesores de Candamo han construido 45 trampas para avispones asiáticos. La actividad, realizada ayer en el palacio Valdés Bazán de San Román, se enmarca en el programa de ‘BTT Asalto a las Trincheras’ y en la misma participaron, además del Ayuntamiento como impulsor, Asturcón BTT, la Federación de Apicultores de Asturias (FAPI),y el colegio público Prieto Bances y una conocida empresa de bebidas. En una jornada muy primaveral, niños y niñas con sus profesores tuvieron un encuentro al aire libre en el entorno de la Casa de Cultura, en donde comieron juntos tras fabricar las trampas.

El pasado año, también como complemento de ‘Asalto a las Trincheras’ se llevó a cabo una actividad de medio ambiente en la sierra de Bufarán y este año, teniendo en cuenta la proliferación de la plaga de la vespa velutina, que está acabando con las abejas, se decidió implicar a los escolares en su concienciación, explica la alcaldesa Natalia González.

Son trampas “caseras” “pero muy efectivas” explica Santiago Menéndez, secretario general de FAPI. Los apicultores asesoraron a niños y profesores en su fabricación. El artilugio deja pasar al avispón a través de un agujero de 9 milímetros pero deja otros agujeros más pequeños para que puedan salir otros insectos y no queden atrapados. Acuden porque en el fondo de la botella se deposita un líquido atrayente. Cuando se finalice el trampeo hay que indicar el número de avispas capturadas para incluir en el censo del Principado. Las trampas empezarán a colocarse ya y se recogen en mayo porque las avispas reinas empiezan a salir cuando hay 13 grados de temperatura.

La alcaldesa explica que el avispón asiático empezó a verse por el conejo en otoño pasado, al caer la hoja se observaron algunos nidos y generó cierta alarma. “Es muy difícil de combatir y tenemos que aprender a convivir con el problema, por lo que hay que concienciar a la población y tomar medidas de carácter preventivo”, explica Natalia González que añade que en el concejo hay ya muchos voluntarios por los pueblos que también están haciendo trampas.

Para Santiago Martínez sería muy aconsejable coordinar los esfuerzos en las comunidades autónomas del Cantábrico y cree que el Serida debería realizar un estudio exhaustivo sobre cómo está afectando la presencia de la vespa volutina al censo de abejas.

El Ayuntamiento prepara también un díptico informativo sobre el trampeo, las características del avispón asiático y sus diferencias con la vespa crabo, que es la autóctona. Incluso se informará sobre las fórmulas a utilizar para los atrayentes de las trampas.

En la jornada de ayer también estuvieron presentes la concejala de agroganadería del ayuntamiento de Candamo Marta Menéndez y el equipo directivo de BTT Asturcón.

Comentarios:

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa