Publicado el: 20 Sep 2018

SBS invertirá 340.000 € en la rehabilitación de la Fábrica

El proyecto, en fase de tramitación, pretende recuperar el color original de la fachada histórica, para lo que se han realizado ya varias catas

Fachada de la fábrica en una salida de turno

F. Romero / Trubia

No se trata de una mano de pintura. Es algo más. El edificio histórico de la Fábrica de Armas de Trubia va a ser rehabilitado por Santa Bárbara Sistemas, que pretende invertir unos 340.000 euros. La empresa ha esperado mucho para reparar este inmueble, cuyo deterioro ha ido en progreso en los últimos años. El proyecto tiene ya la bendición de la Comisión de Patrimonio del Principado de Asturias y está a la espera de obtener la licencia municipal, aunque está ya en fase muy avanzada de tramitación.

La intención de la empresa es recuperar el color de la fachada original, para lo cual ya se han efectuado algunas catas en busca de restos de la primitiva pintura del edificio. Además de pintar, los trabajos consistirán en eliminar el cableado y rehabilitar parte de la cubierta, además de llevar a cabo la limpieza de balcones y recuperar elementos de carpintería, así como restaurar los portones, muy deteriorados. El mayor problema que se presenta para la ejecución de esta obra es la colocación de los andamios en la parte exterior del edificio, ya que por su estrechez y ser carretera regional, tendrán que pedir permisos a carreteras y proceder a cortes intermitentes. Esta circunstancia puede alargar los plazos de ejecución.

 

Detalle de la fachada deteriorada

 

En el interior de la fábrica ya está colocado el andamiaje y en el exterior hace un mes que pintaron unas marcas para delimitar la actuación en la fachada. Estos trabajos, largamente postergados, tuvieron un precedente en julio del año pasado, cuando Santa Bárbara Sistemas, que gestiona la fábrica de armas, presentó al Ayuntamiento el proyecto de pintura de las fachadas de factoría trubieca, que entonces ya llevaban de una década sin reparar. La empresa tenía intención ya de pintar a finales del pasado año,  aunque la obra se fue demorando.

El edificio fue construido en distintas fases entre los siglos XVIII, XIX y XX. La empresa se vio el pasado mes de junio envuelta en polémica por la demolición parcial de uno de sus anexos, la central eléctrica histórica, en pleno proceso de catalogación del inmueble como Bien de Interés Cultural y por carecer de los permisos municipales. SBS entendía que no era competencia municipal, al depender del Ministerio de Defensa, algo con lo que no estaban de acuerdo en el Ayuntamiento de Oviedo, que paralizó la obra.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa