Publicado el: 17 Oct 2018

El uniforme y las medallas de la quirosana Irene Fernández, asesinada por ETA, en el Museo de la Guardia Civil

El director del centro de Navas de Rey ha pedido la cesión a la familia, para mantener su recuerdo junto al de su compañero, José Ángel Jesús de Encinas

Irene Fernández Perera

Beatriz Álvarez/Quirós

El director del Museo del Guardia Civil de Navas del Rey se ha puesto en contacto con la madre de la guardia Irene Fernández Perera, natural de Las Agüeras (Quirós), asesinada en Sallent de Gállego (Huesca) el 20 de agosto del 2000 por la banda terrorista ETA.
En los próximos días el uniforme, el tricornio, las medallas y la Bandera de España que cubrió el féretro, serán depositados en este Museo del Guardia Civil, por estas familias y estarán expuesto junto a su compañero.
La joven quirosana que murió junto a su compañero José Ángel de Jesús Encinas fue la primera mujer guardia civil asesinada por la banda terrorista ETA en acto de servicio.
Irene Fernández Pereda había nacido hacía 32 años en el pueblo de Las Agüeras (Quirós). Soltera, ingresó en la Guardia Civil en 1995. Hacía tres años que había sido destinada en Sallent de Gállego. Irene era una de las agentes que más tiempo había permanecido en el pueblo; generalmente y según el testimonio de los vecinos, los guardias civiles pasaban poco tiempo allí tras salir de la academia, Sallent era un lugar de paso. Irene Fernández Pereda fue la primera mujer guardia civil que fue a Sallent, era muy conocida entre el vecindario debido a su simpatía y el tiempo que llevaba en este municipio altoaragonés.
Los padres de la víctima se desplazaron aquella mañana a Huesca en compañía del único hermano de Irene y de un tío de la joven, que trabajaba como Policía Local en Gijón. Tras conocer la noticia del atentado, la consternación fue la nota dominante en todo el concejo de Quirós que casi veinte años después sigue recordando con tristeza aquel terrible día.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa