Publicado el: 09 Ene 2019

Los concejos de la Cordillera, en aviso amarillo por heladas

En Somiedo, Quirós y Teverga se esperan el jueves temperaturas de hasta 6 grados bajo cero, tras la entrada de una ola de aire polar, y se espera nieve a 700 metros

El frío de los días pasados dejó imágenes como la del embalse de Valdemurio, en Quirós, helado

Redacción/Grado

Los concejos de la cordillera Cantábrica del Camín Real de la Mesa estarán mañana, jueves, y la madrugada del viernes en aviso amarillo por bajas temperaturas, según ha informado la Agencia estatal de Meteorología, que espera temperaturas de hasta seis grados bajo cero en la zona. El frío se sentirá en toda la región, a causa de la entrada de “una masa fría y seca de aire polar por el noreste de la Península (todavía relativamente húmeda hoy), que se extenderá a lo largo de mañana jueves al resto de la Península y a Baleares”. Su entrada provocará una bajada generalizada de temperaturas así como heladas en zonas extensas, informa la AEMET.

Las temperaturas bajarán de forma significativa el jueves y continuará el descenso el viernes aunque de forma menos acusada, descendiendo durante la noche por debajo de -5 ºC en las mesetas y entorno de los sistemas montañosos, incluso localmente por debajo de -10ºC, siendo la madrugada más fría la del viernes 11. En cuanto a las temperaturas diurnas no se espera que superen los 5ºC en el interior de la mitad norte. El aire frío unido al viento del norte hará que la sensación térmica sea aún más baja.

La Agencia Estatal espera además nevadas, ya que prevé que “a partir de la próxima noche la cota de nieve se situará en torno a los 700 metros en el norte peninsular, pudiendo ser incluso inferior ocasionalmente y a partir de mañana en torno a los 300-500 metros en Baleares. Es muy probable que las temperaturas comiencen a recuperarse el sábado, aunque las temperaturas se mínimas seguirán siendo muy bajas en algunas zonas. Durante el fin de semana se esperan precipitaciones débiles en el área cantábrica, pero la cota de nieve irá ascendiendo hasta situarse por encima de los 1000 metros, manteniéndose la atmósfera estable y sin precipitaciones en el resto de la Península y Baleares”.

 

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa