Publicado el: 20 Oct 2020

Tremendo

Lucía S. Naveros

[EL MIRADOR]

Es un lugar común decir que España está condenada por sus dirigentes. Desde el ‘qué buen vasallo si hubiera buen señor’ de Mio Cid a las siempre lúcidas reflexiones de Machado (‘…en España lo mejor es el pueblo…’), la misma idea se ha repetido a lo largo de los siglos. Y una querría que, como lo de las famosas dos Españas, tal cosa sólo fuera un tópico. Lo que está sucediendo con la pandemia, sin embargo, muestra que a veces los tópicos tienen mucho de cierto. El desmadre de Madrid, la tinta de calamar de la presidenta Ayuso, el tacticismo del Gobierno central al no actuar con rapidez y contundencia para evitar males mayores (sanitarios y económicos) y la algarabía de los medios de comunicación irresponsables, que jalean el ‘cuanto peor mejor’, mientras unos y otros se dedican a reñir, justo ahora, por si Monarquía o República. Tremendo.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa