Publicado el: 26 Nov 2020

Los ecologistas reclaman que se respete el ‘caudal ecológico’ del río Trubia

La Coordinadora Ecoloxista d’Asturies presenta alegaciones al proyecto de adaptación del desagüe de la presa de Valdemurio, y reclama que se instalen estaciones medidoras para controlar que se respeta el mínimo de agua que necesita el río

Presa de Valdemurio/ Foto Coordinadora Ecoloxista d’Asturies

Redacción/Grado

La Coordinadora Ecoloxista d’Asturies ha presentado alegaciones al proyecto de adaptación del desagüe de la presa de Valdemurio, para exigir que se respete el ‘caudal ecológico’ del río Trubia, el mínimo de agua para que el ecosistema asociado al río no sufra. Los ecologistas denuncian que en ríos sometidos a explotación hidroeléctrica, como el río Trubia o el Teverga, no siempre se respeta este mínimo, porque «el agua se aprovecha hasta la última gota para sacarle beneficio económico».  «Desde hace años venimos reclamando desde la Coordinadora Ecoloxista el mantenimiento de un “caudal ecológico” en aquellos ríos sometidos a algún tipo de explotación comercial como es el río Trubia y el río Teverga afluentes del Nalón, en cuyas presas no se suelta este caudal ecológico como llevamos años denunciando. Caudal que permitiría en aquellos ríos sometidos a algún tipo de explotación comercial, procurándoles un régimen de caudales ambientales que debe proporcionar unas condiciones de hábitat adecuadas para las diferentes comunidades biológicas propias de los ecosistemas acuáticos y de los ecosistemas terrestres asociados, y ofrecer un patrón temporal de caudales adecuado al régimen natural de los mismos», señala el portavoz de la Coordinadora, Fructuoso Pontigo. Los ecologistas piden que se instalen estaciones que controlen de forma independiente el caudal de los ríos, para no depender de las empresas eléctricas para la verificación de los datos. «Para poder realizar un control real y efectivo del cumplimiento del régimen de caudales ecológicos, consideramos imprescindible la implantación de una estación, con mediciones del caudal circulante en tiempo real, inmediatamente aguas debajo de cada infraestructura hidroeléctrica y fuera de las instalaciones de la empresa, implementado de forma que se puedan fiscalizar dichos caudales de manera directa por las administraciones implicadas y con acceso público vía Internet como en el resto de la red del Sistema Automático de Información Hidrológica».

Respecto a la obra que se proyecta en Valdemurio, consideran que «persigue únicamente la consecución de un caudal ecológico adecuado aguas abajo del mismo pero no soluciona el problema actual de la imposibilidad de remonte del embalse por parte de la fauna fluvial presente en la cuenca. La ausencia de infraestructuras que permitan a la fauna acuática remontar el río desde la base de la presa hasta las aguas del embalse supone una solución de continuidad insalvable para las especies piscícolas. Deberían de habilitar las infraestructuras adecuadas para solucionar este problema y dar así continuidad ecológica al ecosistema fluvial del río Trubia, tanto en la presa del embalse de Valdemurio como en el azud del arroyo Zarameo, tributario del Trubia aguas abajo del embalse».

Deje su comentario

Diario Comarcal Independiente