Publicado el: 05 Dic 2020

El mirlo acuático, la más valiente ave de nuestros ríos

[A vista de pájaro]

Texto y fotos Mauricio del Pozo

N. COMÚN: MIRLO ACUÁTICO EUROPEO
N. CIENTÍFICO: (Cinclus cinclus)
N. ASTURIANO: CULATA, LLAVACULOS, TORDU D’ AGUA
N. INGLÉS: White-throated dipper

Una especie sedentaria bastante común en nuestros ríos, aunque en regresión, por el deterioro de los cauces.  Nadie que haya visto al mirlo acuático lanzarse a bucear en contra de la corriente puede dudar de la valentía de este pájaro.

Mirlo acuático en el río Teverga

Es inconfundible, con su aspecto rechoncho, su cabeza, cuello y vientre de color achocolatado; la cola, la parte dorsal más oscuras y sobre todo por su gran babero blanco. Los juveniles son grisáceos con el babero blanco sucio.

Se observa fácilmente, en los cursos medios y altos de los ríos, más raro cerca de las desembocaduras, cuando caminamos por sendas fluviales (Ej.  LA SENDA DEL OSO). Permanece con nosotros todo el año, más fácil de observar en invierno y principio de primavera, al no tener follaje las riberas.

Juvenil de mirlo acuático en Villaviciosa

 

Es sedentario, solo suele hacer desplazamiento a lo largo de los ríos, si disminuye o aumenta el nivel del cauce. Cría en los meses de marzo y abril y a veces hace una segunda puesta. Construye el nido en taludes, hendiduras de las rocas y en los puentes, siempre en alto para evitar las posibles crecidas. Se alimenta de invertebrados, que captura removiendo las piedrecillas de las orillas y sobre todo buceando en las torrenteras. Necesita de aguas cristalinas y cauces poco deteriorados, por eso no soporta las contaminadas y las grandes infraestructuras fluviales. Soporta bastante bien a los humanos, aunque se aleja de nosotros si nos detecta.

Al agua voy: vídeo captado en el Nalón a su paso por Caces:

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa