Publicado el: 23 Ene 2021

La otra pandemia

Por José Manuel R. ANTOMIL

[DESDE LA RÍA DE MIRANDA]

Hemos acabado un año difícil debido al Covid19. No voy a valorar la gestión de esta crisis sanitaria por parte del gobierno central ni la de los distintos gobiernos autonómicos, pero sí tengo que juzgar la combinación entre velar por la salud y velar por la actividad económica. En Asturias, la primera ola tuvo menos incidencia que en otras comunidades y pronto los políticos se colgaron las medallas sin pararse a pensar que la otra pandemia eran ellos mismos. Se apresuraron a ofrecer millones de euros en ayudas a los más perjudicados, ayudas que nunca llegaron, por lo menos a los pequeños autónomos; me explico: Durante los 3 primeros meses de confinamiento se les dio la oportunidad de mandar a los trabajadores al ERTe, pero nadie les dijo que tendrían que pagar la mitad de la seguridad social de los empleados y que éstos cobrarían solo el 70% de lo que les correspondía. Pero es que además el autónomo tendría que tenerlos al menos durante 6 meses. Las grandes ayudas se fueron a grandes empresas, como una de transportes que cobró 11 millones de euros, mientras suprimió todos los servicios rurales y mantuvo todo su personal en ERTE. De los préstamos ICO, más de lo mismo. Mientras las grandes cadenas mantenían sus locales llenos la hostelería se volvió a cerrar pero sin ayudas, ya que todavía no habían llegado las primeras. Ante esta situación muchos se vieron obligados a cerrar sus negocios antes de que abrieran con un cierre encubierto locales sin barra, con un 30% de aforo y terrazas con un 50% en el mes de diciembre y enero. A esto ¿se le puede llamar gestión? Yo creo que no, más bien incompetencia, cuando se ven las calles llenas y las cadenas comerciales también. Pero hay más. En el corredor del Narcea hay varios negocios de hostelería que, pese a estar con las puertas abiertas, sus registradoras permanecen cerradas debido al corte de la AS-15 en el P.K. 22 y lo que es peor, no se sabe cuándo se abrirá, pues no hay nadie trabajando en ese corte. En la salida 28 de la A-63, desde la rotonda de San Marcelo hasta su enlace con ña AS-15, lleva 7 años sin limpiar. Las señales y los quitamiedos ya no se ven ya que están cubiertos por la barda, que no deja evacuar el agua de la calzada y que cuando llueve se asemeja más a un reguero que a una carretera. En determinado sitio el agua cambia de carril convirtiéndose en un gran peligro para quienes transitamos por eso que han dado en llamar autovía. Seguro que hasta que no haya un accidente mortal nadie tomará medidas. Por otra parte el pasado día 16 de diciembre llegan 2 clientes a un determinado negocio, consumen 15,80€ y después de 45 minutos intentando pagar con tarjeta, se tuvieron que marchar sin pagar y el dueño con cara de tonto, pues a él sí que le cobran el recibo de autónomos, la seguridad social de los empleados, las retenciones, el IVA trimestral, la SGAE, riesgos laborales, protección de datos, luz, basura, y un sinfín de impuestos más. Pese a todo, estos autónomos, en el mejor de los casos, tienen que tirar de sus ahorros para poder pagar y dar de comer a su familia. La responsable es esa otra pandemia de diputados, asesores, directores generales, jefes de servicio etc etc, que el 30 de cada mes cobran suculentos sueldos con sus correspondientes dietas, y todo ello por echar a la ruina a miles de autónomos y pequeñas empresas. Esta es la verdadera pandemia que nos toca sufrir, la gran cantidad de ineptos políticos cuyo único ideal es llenar los bolsillos, hacerse los nuevos burgueses y dejar Asturias como un solar. Las gentes que somos de izquierdas, por ideales, nos sentimos avergonzados de estos nuevos izquierdistas que solo ven en la política el pesebre donde llenar sus estómagos y sus bolsillos.

Comentarios:
  1. Pilar López García dice:

    En esta otra pandemia, no hay distinción de bandos, todos a chupar del bote sin dar golpe. El único golpe es a la economía de los trabajadores y empresas. ¿De qué vivirían tantos si no estuvieran en la política? No nos engañemos, la izquierda, vive del mantra de defender al trabajador. Mentira.

    • Xuan de la Kanaḷḷa dice:

      Si, sí Pilar, ya la drecha vive de l’explotación yal robu nun solo a l@s trabayaor@s, sinon a toa la sociedá, esu sí sin mantra niuna

Deje su comentario

Diario Comarcal Independiente