Publicado el: 29 Ene 2021

El viaje de Torner a los Valles del Trubia

Por TÉVER

[En clave de Re]

Este pasado año 2020, además de todas las noticias que nos trajo el coronavirus a diario, ocurrieron otras efemérides que pasaron un poco por encima con tanta carga de noticias. Musicalmente en Asturias, se cumplieron 100 años de la publicación del libro el “Cancionero Musical de la Lírica Popular Asturiana de Eduardo Martínez Torner”. Es el libro de cabecera para hablar de música tradicional en Asturias y es necesario conocerlo para entender nuestro folklore.

León Sánchez Cuesta y Eduardo Martínez Torner con dos compañeros en los jardines de la Residencia de Estudiantes, 1919

Eduardo Martínez Torner y el folklore
Cuando hablamos del folklore y su origen debemos pensar el por qué surgió este movimiento. La tradición oral de los pueblos se venía transmitiendo de generación en generación desde, al menos, la Edad Media. Multitud de leyendas y romances llegaron a nuestros días por este método. El gran problema que siempre tuvo este método fue la falta de material escrito, o al menos, no tener una producción editorial o profesional de dichos materiales. Es por eso, que a finales del siglo XIX surge el movimiento del Folk-Lore para recoger este tipo de materiales.

En Eduardo Martínez Torner encontramos la figura que desarrolló el primer trabajo de recopilación y transcripción de la música tradicional asturiana. Nació en abril de 1888, realizó estudios de piano en el Conservatorio de Madrid y también en la Schola Cantorum de París. En 1916 es becado por el gobierno asturiano para proseguir sus estudios en Madrid, donde empieza a relacionarse con las actividades de la Institución Libre de Enseñanza. Estuvo alojado en la Residencia de Estudiantes donde colaboró con Jesús Bal y Gay para recuperar repertorio gallego. También se conoce su amistad con Federico García Lorca, el cual pudo hacer una visita a Asturias para impartir charlas e interesarse por las añadas (nanas) asturianas.

Portada del Cancionero Musical de Torner

Como otros tantos, Torner tiene que emigrar de España por culpa de la Guerra Civil y fallece en Londres en 1955 cuando trataba de preparar su vuelta a Asturias.

Cancionero Musical de Torner – Recopilación
Torner empieza este libro con una pregunta: ¿cuál es el origen de la música popular? y en sus propias palabras dice: «La música, a diferencia de las otras artes plásticas, no es reproducción ni
transformación de representaciones tomadas de la realidad (…) puede decirse que es el arte que más se parece a la Naturaleza (…) porque el canto es en el hombre una manifestación tan primitiva y espontánea como el llanto y la risa».

En el caso de la música tradicional se realiza el método de recopilación para su posterior análisis. Para ello Torner realizó un viaje a través de Asturias recogiendo los diferentes cantares que podía escuchar de los habitantes de los diferentes pueblos, podemos poner como ejemplo el tema número 458, la giraldilla dictada por Pilar García Martínez de 28 años en Teverga.

La recopilación que hacía Torner tenía dos partes, la letra:

No suspires cuando yo,
prenda, por Dios te lo pido,
que se pueden encontrar
dos ayes en un camino.

Zapatée usté, serrana,
baile bien, baile bien el jaleo,
que los galanes de ahora
les gusta el baile ligero.
si les gusta el baile ligero,
también les gusta el dinero.

Ahora digo que no quiero
que tú me vengas a hablar;
ahora digo que no quiero
que tú me vengas a buscar.

Y la segunda parte la transcripción del tema a una partitura.

Giraldilla recopilada por Torner en Teverga

Es de incalculable valor el trabajo realizado por Torner al recopilar los temas que encontró en su viaje, en su Cancionero de Musical de la Lírica Popular Asturiana, pero aporta aún más valor la clasificación musical que realiza de los diferentes temas.

Torner en los Valles del Trubia
El cancionero fue publicado en 1920, por lo que si pensamos en las comunicaciones de aquella época no tuvo que ser tarea fácil la recopilación de ese material, en cuanto acceso a las diferentes zonas de la región asturiana.

De los 500 temas publicados en este libro nos encontramos con, al menos, 70 de ellos recopilados en alguna zona de nuestros valles en Trubia, Proaza, Teverga y Quirós, destacar sobre esto que nuestro gaitero, Manolo Quirós, estuvo estudiando la vinculación de Torner con el concejo quirosano debido a que la mayoría de estas piezas fueron recogidas allí.

Podemos ver diferentes temas como canciones de ronda, canciones de pandero, bailes de los pollos e incluso añadas dentro de esta recopilación de temas, que en este caso, es mejor escucharlos en los siguientes ejemplos.

N’arba publicaba el disco “Inda ya ceu” en el año 2001, donde el tema “De Grau a Concarneau” empieza con la canción los “Xatos pintos”, canción número 6 del cancionero de Torner recogida en el concejo de Teverga.

Un ejemplo de canción de cuna asturiana, las que aquí llamamos “añada” fue recogida en Trubia, en concreto, es el tema número 165 con el nombre de “Criome mio madre”. Cuenta la historia de los sueños de grandeza y tevercómo la realidad nos suele desdibujarlos. Podemos escucharlo de la mano de Anabel Santiago y del grupo Ástura.

El último ejemplo que vamos a poner es un el baile del pandero número 46 recogido en Quirós y con el que empieza el tema “Bailes de pandero” del último disco del gaitero Manolo Quiros, Latidos de la Tierra.

Tras este pequeño repaso de la cultura musical de nuestros valles, invito a nuestros lectores a compartir y sobre todo, escuchar, nuestra música ya que habla sobre quiénes somos. El trabajo de Torner es un buen comienzo para comprender nuestra propia identidad y nuestra forma de ver el mundo.

Deje su comentario

Diario Comarcal Independiente