Publicado el: 15 Feb 2021

Culmina la obra para proteger el entorno del teixo de Bermiego

La dirección general de Desarrollo Rural ha señalizado también el milenario árbol, para completar un proyecto que pretende evitar que los turistas «abracen» el tronco del árbol milenario, y puedan dañarlo

 

El vallado que rodea el teixo de Bermiego/Beatriz Álvarez

Beatriz Álvarez/Quirós

El milenario teixo de Bermiego ya está rodeado por una ligera valla, que pretende disuadir a los visitantes de acercarse y abrazar el tronco, un gesto habitual que amenazaba con causar daños y deteriorar el ejemplar, un árbol milenario declarado en 1995 Monumento Natural. En el pleno de junio de 2020 el Ayuntamiento aprobó el proyecto para intervenir en el entorno del teixo. Ya en aquel momento el decreto determinaba un ámbito de especial protección coincidente con «el entorno directo, la explanada enfrente de la capilla y la zona de prado que ofrece una visión directa e inmediata del ejemplar». El Ayuntamiento dió luz verde al proyecto presentado por el Principado, que consistía en realizar una actuación de protección y señalización en su entorno. Las obras, planteadas por la dirección general de Desarrollo Rural, preveían la señalización del camino al teixo, a través del pueblo y la protección del entorno, instalando una valla con un perímetro de protección de unos 8 metros alrededor del tronco del árbol y una cuerda que impida a los turistas de acercarse al tronco. El cierre intenta ser lo más respetuoso posible con el ecosistema. El Grupo Socialista y el Popular manifestaron que era la mejor solución para proteger al teixo y el alcalde, Rodrigo Suárez, que había visitado en febrero junto al director del Parque Natural de las Ubiñas-La Mesa este espacio, manifestaba estar encantado. Todos los grupos políticos aprobaron por unanimidad la autorización de las obras y la cesión de los terrenos. La intervención que, en un primer momento, se pretendía realizar dentro del año 2020 ha concluido la pasada semana con un resultado que llama la atención por su poco impacto y que plantea dudas sobre si efectivamente inhibirá a los turistas más atrevidos a acercarse a «abrazar el árbol». Por otra parte queda pendiente la corrección de una de las placas que señalizan el recorrido hacia el teixo en la que pone Iglesia de Santa Clara en lugar de Iglesia de Santa María, también se ha señalizado la situación de los «Molinos» que se encuentras situados un poco más abajo de la capilla de San Antonio.

Cartel alertando del perímetro de seguridad del árbol/ Beatriz Álvarez

Una de las señales/ B. A.

Deje su comentario

Diario Comarcal Independiente