Publicado el: 03 Mar 2021

Hasta siempre, Amalín

Por Juan ACEVEDO
Amalio Guisasola, para mí «Barreñada», para otros «Anselmo», «El señorito», o simplemente Amalín. Todos y cada uno de los que tuvimos el honor de conocerlo nos hemos quedado un poco huérfanos.
No voy a relatar las mil y una anécdotas que he compartido a su lado, cada uno de vosotros seguro que habéis vivido otras tantas. Lo que quiero resaltar sobre estas líneas, es lo que para mí eran sus dos mayores virtudes: nobleza y carisma. No descubro nada ni a nadie cuando digo que ha sido, es y será la persona más querida por este pueblo donde nació y creció.
«Te has ido Barre, llevas contigo (a parte de la radio, muleta y puro) miles de amigos, millones de recuerdos e infinito cariño»
Desde este momento el cielo, entre otras muchas cosas: olerá un poco a faria, abundarán los cascadientes y botes de coca cola, se organizará el primer campeonato de «pedorreros», habrá multas para todo aquel que se atreva a llegar tarde, se cobrarán mensualmente los recibos de tu sociedad, los partidos del «Oviedín» serán de interés popular, se informará diariamente sobre «los enteros que suben o bajan» en la bolsa… y como no podía ser de otra manera, estoy seguro de que allí arriba los 22 de diciembre siempre se va a participar en el sorteo de Navidad con un décimo de lotería de tu segunda familia, el CD Mosconia.

Hoy desde Grao lloramos tu marcha, pero los moscones que ya se habían ido anteriormente sonríen afortunados por volverte a ver. «Gracias por todo Barre».

 

Deje su comentario

Diario Comarcal Independiente