Publicado el: 16 Abr 2021

El alcalde de Somiedo, absuelto de prevaricación y falsedad por las tarifas de taxi

La Audiencia Provincial considera que Belarmino Fernández Fervienza no cometió ningún delito por tardar en contestar a los requerimientos de información de un ciudadano, y aludir en su respuesta a unas tarifas de ‘alta montaña’ que no existen

Belarmino Fernández Fervienza, durante la vista oral/ Inés Paniagua

Redacción/Grado

El alcalde de Somiedo, Belarmino Fernandez Fervienza, ha sido absuelto de los cargos de prevaricación y falsedad documental, por los que se sentó en el banquillo el pasado 6 de abril. La Audiencia Provincial considera que el alcalde no cometió los delitos de los que se le acusaba, por la respuesta a varios requerimientos formulados por un ciudadano sobre las tarifas de taxi. El vecino había presentado tres requerimientos de información, porque consideraba que se le habían aplicado de forma arbitraria y abusiva distintas tarifas por un servicio de taxi. La sentencia considera que el Ayuntamiento contestó a todos los requerimientos de información, aunque en dos ocasiones fuera de plazo, lo que no es suficiente para considerar que hubo «prevaricación por omisión». Tampoco aprecia este delito en la decisión de no imponer una sanción al taxista. En cuanto a la respuesta sobre la existencia de tarifas, por la que se le acusaba de falsedad documental, ya que aludía a unas tarifas de concejos de alta montaña que no existen, la sentencia considera que la respuesta era suficientemente clara, ya que informaba al ciudadano de que se aplicaban las tarifas recogidas en el decreto del Principado de Asturias. La sentencia señala que en el preámbulo de este decreto se alude a la especial configuración orográfica de Asturias, y que la mención del alcalde, que considera «innecesaria», podía referirse a este aspecto del decreto. Considera «confusa» la respuesta del alcalde en la vista oral, donde aseguró que la alusión a la ‘alta montaña’ era «un tema semántico», pero concluye que en el Ayuntamiento sí aclaró suficientemente la duda a ciudadano, al que informó que eran de aplicación las tarifas regionales, por lo que sentencia que no hubo ni falsedad ni prevaricación y absuelve al alcalde.

Deje su comentario

Diario Comarcal Independiente