Publicado el: 19 Abr 2021

Proaza, un nombre de novela policiaca

El escritor Rafael Estrada bautiza con la denominación del concejo al protagonista de su trilogía, un joven inspector

Rafael Estrada

F. Romero/ Proaza

El escritor e ilustrador madrileño Rafael Estrada ha popularizado fuera de Asturias el nombre de Proaza ya que el famoso inspector de su trilogía policíaca que culmina con ‘Carne de Primera’, lleva el nombre del concejo. Él mismo explica por qué tomó esa decisión: «Hace ya tiempo fui a pasar unos días a Luarca con unos amigos y me encantó. De ese viaje se me quedó grabado el nombre de Proaza, porque tiene fuerza y me gustaba su calidad sonora, y pensé que sería adecuado para un inspector jovencito, porque le añadía potencia al personaje. Juanito Proaza sonaba mucho mejor que Juanito Gómez y fue por eso que lo elegí, además de que me traía buenos recuerdos. Me encanta vuestra tierra.». Carne de primera es una novela policial que trata sobre el tráfico de órganos humanos. Aunque forma parte de una trilogía, con Ángeles de sangre y Delirio en rama, puede leerse independientemente de las otras porque son novelas completas, relacionadas por el entorno y la fecha, ya que todas se desarrollan en el Mar Menor durante el verano de 2012. Juanito Proaza es un joven inspector de policía que deberá enfrentarse a su segundo caso: el asesinato de Gustavo Alveroa en Los Infiernos, un camino rural de la comunidad de Murcia. En el teléfono móvil de la víctima encuentra un inquietante mensaje enviado después de ser asesinado. El inspector Proaza seguirá la pista de la persona que le envió el mensaje, mientras la inspectora Marín investiga el brutal asesinato de un torero, hermano del dueño de un matadero. Durante el desarrollo de las investigaciones tienen lugar en la zona varios atentados contra la industria que experimenta con animales. Humorista de La Codorniz Rafael Estrada reside en Madrid y ha recibido numerosos premios literarios. Ha dibujado tiras de humor para La Codorniz y Segundamano y algunos de sus trabajos se han publicado en Alemania, Francia, Italia y Estados Unidos. Se dedica a la ilustración y al diseño y también a la narrativa. Se inició como autor de libros infantiles en 1993 con Muelle y los saltapiedras y ya en 1994 obtuvo el accésit del Premio Lazarillo con El comisario Olegario

Deje su comentario

Diario Comarcal Independiente