Publicado el: 23 Abr 2021

Proaza es ya uno de los núcleos de reproducción de osos más importantes de la Cordillera

El último estudio de la Fundación Oso Pardo recoge que los costes anuales por los daños de esta especie en Asturias, León, Cantabria y Galicia se elevan a 250.000 euros

Una de las imágenes del libro. En este caso, osos en la zona asturiana

Redacción / Grado

La Fundación Oso Pardo considera que el concejo de Proaza  se ha convertido en los últimos años en uno de los núcleos de reproducción de osos más importante de la Cordillera Cantábrica. La entidad presenta hoy el estudio “Osos Cantábricos. Demografía, coexistencia y retos de conservación”, en el que recoge que en Proaza «aunque no se detectó reproducción entre 1996 y 2003, a partir del 2005 esta zona se recupera, y ahora constituye uno de los núcleos de reproducción más importantes en la Cordillera Cantábrica, con una media de unas tres osas reproductoras detectadas anualmente durante la última década». El trabajo destaca también la importancia de Somiedo en la recuperación de la especie. Así, dice que la reproducción en este núcleo «ha sido constante desde 1989, exceptuando solo el año 1994, en el que no se confirmó ninguna hembra con crías. A lo largo del tiempo, se puede observar cómo la densidad de osas con crías del año se incrementa en esta zona pasando de 1,9 osas con crías detectadas en 1989–1998, a una media de 5,4 osas con crías detectadas durante la última década (1999–2018)».

El libro, en sus 180 páginas recoge una revisión de los temas relacionados con la especie: últimos datos del censo y metodologías de trabajo más recientes, una evaluación verificada sobre los daños a sectores económicos, así como su creciente valor como recurso para las economías rurales, un análisis de la percepción social de este emblema de la conservación, y los nuevos retos de gestión que se abren ante los escenarios de profunda transformación del medio rural, el incremento del uso recreativo de la naturaleza y el cambio climático. Los contenidos del libro se estructuran en 8 capítulos, cada uno de ellos con su propia bibliografía especializada.

La FOP, por medio de las observaciones a osos durante los últimos años, ha identificado un total de 522 grupos familiares (439 en la subpoblación occidental y 83 en la oriental), en la Cordillera Cantábrica, zona en la que, según los expertos, los osos están experimentando un crecimiento demográfico y una expansión territorial «que genera nuevos retos de conservación», entre los que se encuentra la mitigación de los daños sobre intereses humanos, como la ganadería y la agricultura. Entre las informaciones que aporta la obra sobre el impacto del oso en el territorio, están los expedientes de reclamación de daños de oso registrados por las administraciones de Asturias, Cantabria, Castilla y León y Galicia entre 2009 y 2018. En ese periodo, se han aceptado una media de 585 expedientes de daños atribuidos al oso por año, que han supuesto un coste en compensación de unos 250.000 euros anuales. El 60,2% de las reclamaciones corresponde a daños en colmenas, el 22,7% a frutales, el 12,9% a ganado y el resto a otros daños.

Deje su comentario

Diario Comarcal Independiente