Publicado el: 03 May 2021

Hablemos de ángeles

Luis GARCÍA DONATE

Bienvenidos seáis un mes más a este rincón de tertulia tan nuestro, me alegro de que estéis bien y dispuestos a filosofar, acomodaos, una vez hechos los cumplidos de rigor, tenemos trabajo por delante, creo que os va a gustar.

Hoy vengo a hablaros de ángeles, no como un teólogo que os hable de esos seres de luz, creación de Dios y enviados suyos que nos observan y protegen, eso lo dejo para los sabios. Me refiero a los ángeles de carne y hueso, seguro que conocéis a alguien que es así, son personas con un barniz especial que os hacen la vida más fácil o más bella, apartando por unos instantes el velo de tiniebla y amargura que puede ser la realidad.
Cada uno los conoce de una forma, a veces no están mucho con nosotros pero cada instante vivido merece la pena. Sabéis que no suelo ponerme espiritual, eso es cosa de cada uno y muchas veces no viene a cuento pero ese tipo de personas , diría que son dones que Dios o quien sea, nos envía, si tenéis alguno así en vuestra vida, sois afortunados. En mi caso, a parte de algún otro, solía contar con dos, que comparten nombre, ahora solo uno está conmigo, quiera Dios que sea por muchos años. Respecto al otro, tuvo que dejarme, semejante poder conllevaba un ascenso, pero sé que aún me observa.

Bueno, hasta aquí el ensayo mensual, habréis de disculparme pero estoy un poco sobrecogido mientras escribo puesto que este artículo que es reflexión y homenaje, vino a mi mente esta mañana mientras andaba ocupado en tareas mundanas. Solo me queda daros las gracias por vuestra atención y desearos disfrute en compañía de mis letras. A todos esos ángeles, gracias de corazón. Y a los que me conozcan un poco y quieran saber a quién dedico este artículo, pensad un poco y buscad en el título, decir más sería estropearlo. Quedo a vuestro servicio, hasta más ver.

Deje su comentario

Diario Comarcal Independiente