Publicado el: 06 Jun 2021

A tres años del milenario del monasterio de Cornellana

Por David VALIELA
(Intervención ante la presentación del consejo sectorial de la conmemoración)

Buenas tardes.

Antes de nada, daros las gracias a todos por asistir a esta presentación. Y mas aún por las condiciones sanitarias en las que nos encontramos, espero que el año que viene podamos hacerlo en mejores circunstancias.

La celebración del Milenario es inminente, estamos solamente a 3 años de ese 31 de Mayo de 2024 y como os podréis imaginar, es para mi un auténtico placer y orgullo, ser la persona encargada de representar a la sociedad civil, en este Consejo sectorial.

Recuerdo aquel día siendo yo un adolescente, en el que jugando al fútbol con mis amigos en el Campillo (plaza del Monasterio), me comentó el anterior párroco Ceferino, que en esa fecha el conjunto arquitectónico en el que hoy nos reunimos, cumpliría 1000 años. Evidentemente la cifra me impresionó, pero para aquel joven que yo era entonces, aún le parecía muy lejano aquel 2024 del que me hablaba. Ha pasado el tiempo y como ya sabéis, ese Milenio llegará en menos de 3 años.

Un evento muy importante que generará gran expectación cultural y una importante atracción turística tanto al pueblo, como a la comarca occidental asturiana.

Ese 31 de mayo de 1024, en el que la infanta Cristina, donaba sus bienes a la fundación de este Monasterio, son las raíces de todo lo que actualmente es y significa Cornellana, ya que el pueblo, con el permiso de los ríos Nonaya y Narcea, ha crecido gracias al poder, influencia y riqueza que generaba el Coto jurisdiccional de este convento, que llegó a ser de los mas importantes de toda Asturias.

El edificio ha tenido muy buenos momentos, pero desde hace mas de 200 años, vive su época mas gris, acentuada por incendios, guerras, abandono, y mas actualmente por el olvido al que le hemos sometido. Seguramente este Milenario, no vaya a ser la celebración que todos hubiésemos querido, en lo que a conservación del monumento se refiere, ya que, como todos sabéis, los retrasos que acumula su restauración, superan ya las 2 décadas. Pero nuestro empeño como pueblo en conseguir esa rehabilitación y el apoyo incondicional de otras muchas personas e instituciones, tienen que llevar a que este maravilloso monumento, llegue a esa conmemoración en el estado mas digno posible.

Tenemos que ser conscientes de lo privilegiados que somos todos, al ser la generación que pueda festejar dicho acontecimiento (si Dios y la salud nos lo permite) ya que hay pocas edificaciones que puedan presumir de esta antigüedad. Y en este punto, antes de concluir mi intervención, quisiera tener un recuerdo muy sentido, para todas las personas que desgraciadamente ya no se encuentran entre nosotros y que no lo podrán celebrar. En especial por mi padre, Luis Valiela, que no se perdía ninguna reunión o evento de “Salvemos el Monasterio de la ruina”, y como no, a Luis Arias Argüelles, fallecido recientemente y que dedicó muchas líneas en su trabajo y parte importante de su tiempo libre a denunciar el estado de ruina del edificio, y a luchar por su conservación y rehabilitación.

Salud y muchas gracias a todos.

Deje su comentario

Diario Comarcal Independiente