Publicado el: 21 Jul 2021

La reparación del puente de Godán en la vía rápida a La Espina podría durar más de seis meses

La grave deficiencia estructural del tramo, que ha obligado ya a restringir el paso de tráfico pesado, puede forzar a desmontar el puente completamente, lo conllevaría el cierre temporal al tráfico

Cruce de la vía rápida a La Espina con la AS-370

Redacción / Grado

Parece que las obras de la autovía A-63 están malditas. Al importante argayo de Casazorrina que obligó a cortar el tráfico tres meses y dar un importante rodeo a los usuarios de la N-634 hacia Salas y Tineo, hay que sumar ahora el grave hundimiento detectado en el puente entre Salas y Godán, en la vía rápida a La Espina. De momento ya está cortado el paso por este tramo para el tráfico pesado, pero, según ha podido saber La Voz del Trubia, la obra puede suponer el desmontaje completo del arco, es decir, unos trabajos que podrían prolongarse hasta 6 meses y conllevar cortes al tráfico en general, que tendría que acceder a La Espina por el puerto, la carretera de toda la vida.

Desde la Dirección General de Carreteras, tras los estudios realizados, consideran que la demolición y posterior reparación del paso inferior situado en el P.K. 452+720 de la carretera N-634 «debe ejecutarse de forma inmediata, toda vez que presenta unas deformaciones importantes y elementos con riesgo de desprendimiento, que podrían conllevar un agravamiento de la situación actual y suponen un riesgo para los usuarios de esta carretera y de la carretera autonómica AS-370 que discurre bajo ella». Carreteras está realizando un seguimiento continuo de la patología del muro, «y en todo momento la premisa fundamental será la seguridad de los usuarios», señalan.

 

 

Deje su comentario

Diario Comarcal Independiente