Publicado el: 02 Ago 2021

Los ecologistas piden la demolición de la presa del río Cauxa, en Belmonte

La Coordinadora Ecoloxista asegura que la concesión de 25 años del aprovechamiento del caudal del río ya ha finalizado, y denuncia el alto impacto de la instalación en el caudal del afluente del Narcea

La presa del río Cauxa que denuncia la Coordinadora Ecoloxista

Redacción/Grado

La Coordinadora Ecoloxista d’Asturies ha solicitado la demolición de la presa que corta el río Cauxa, afluente del Narcea, en el concejo de Belmonte de Miranda, y que da servicio a una explotación hidroeléctrica. Los ecologistas aseguran que el plazo de la concesión, de 25 años, ya ha finalizado, y destacan el elevado impacto de la instalación. «No deja de sorprender que esta concesión sea del 30 de octubre de 1990 por parte de la Confederación Hidrográfica del Norte de 3.500 litros/segundo y aún así y siendo por tanto relativamente reciente se haya autorizado con semejante modelo constructivo que aprovecha todo el agua del cauce cortando completamente éste mediante una presa de hormigón de un impacto notable, desviando una pequeña parte por un lateral derecho, hacia una escala claramente deficiente que no cumple su misión originaria, ni permite respetar el caudal ecológico del cauce a juzgar con el modelo constructivo de desagüe a través de una tubería de escaso diámetro, que dudamos mucho deje pasar los caudales ecológicos fijados para aguas altas, medias o bajas», denuncian los ecologistas, que destacan que la instalación supone «un obstáculo por tanto para el movimiento migratorio de las especies piscícolas presentes en este afluente del río Narcea».

La Coordinadora denuncia que la instalación sigue en funcionamiento, «no comprendemos el motivo, ya que según nuestros cálculos el plazo de la concesión habría finalizado ya el pasado día 1 de febrero de 2021». Reclaman la paralización del funcionamiento y la demolición de la presa.

 

 

Comentarios:
  1. asturiano dice:

    Ciertos ecologistas cada vez se parecen mas a nostalgicos de la edad media.
    No quieren centrales de carbon, no quieren centrales nucleares y tampoco quieren centrales hidraulicas. Con ese planteamiento lo que quieren es que haya menos energia disponible y a mucho mayor precio y eso solo lleva a la pobreza humana y la pobreza humana solo lleva a un daño mayor al medio ambiente.
    Así que mucho cuidado con hacer caso a ciertos clerigos de la ecologia que pontifican para volver directos a la edad media.

Deje su comentario

Diario Comarcal Independiente