Publicado el: 08 Nov 2021

Proaza reparará los accesos a Santa María y Sograndio por 120.000 euros

Las obras, muy esperadas por los vecinos, han sido ya adjudicadas por el Ayuntamiento, a Contratas Fontexina y a Construcciones Arturo Mesa

El descalce de la carretera de Santa María, cuya reparación ha sido adjudicada

A. d B. /Proaza

El Ayuntamiento de Proaza ha adjudicado las obras de reparación de dos carreteras locales, el acceso a Santa María y los hundimientos de la carretera de Sograndio, por cerca de 120.000 euros. Se trata de unos trabajos muy demandados por los vecinos, que han denunciado en reiteradas ocasiones la peligrosidad de la situación en la que se encuentran los accesos por carretera de ambos pueblos. Ambos proyectos han sido elaborados por la Dirección General de Administración Local, y las obras serán ejecutadas por el Ayuntamiento, que ya las ha adjudicado.

En el acceso a Santa María, hay problemas de estabilidad en el ramal que da acceso a la parte alta del pueblo. “Se trata de un tramo de unos 60 m. de longitud en el que el camino se sustenta en un muro de mampostería de altura comprendida entre los 2 y los 3 metros”. El muro está en mal estado, por lo que el proyecto recomienda su demolición, y la construcción de uno nuevo. Las obras fueron adjudicadas a finales de octubre a la empresa Contratas y Excavaciones Fontexina, por 61.806 euros, IVA incluido. La empresa presentó la oferta más valorada por los técnicos, de las seis que se presentaron al concurso.

Seis tramos «urgentes» en el acceso a Sograndio

En Sograndio, la carretera se encuentra en mal estado en parte del trazado, según señala el proyecto, que plantea actuar en al menos seis zonas distintas para reparar los hundimientos. Las obras han sido adjudicadas a la empresa Construcciones y Excavaciones Arturo Mesa, por 57.410 euros.

El proyecto señala que “la carretera municipal de Proaza a Sograndio presenta un considerable deterioro en su capa de rodadura, siendo frecuentes los baches, desconchones y hundimientos del firme. Además, en dos puntos del trazado se han producido sendos desprendimientos del lado del terraplén que requieren la construcción de muro de sostenimiento. Por otra parte, a finales del año 2019 se produjo un importante desprendimiento que se llevó consigo la propia carretera, siendo precisa la construcción de un desvío hacia el talud de desmonte para la reposición del servicio. Dicho desvío se encuentra sin pavimentar y sin los elementos de drenaje correspondientes”.

El proyecto plantea la reparación de los tramos “considerados más urgentes debido tanto por su estado como por su peligrosidad, al ser inviable económicamente una reparación integral de la carretera”. Se plantea el asfaltado de algunos de los tramos, con una capa de rodadura de 5 centímetros, para solucionar los hundimientos, y en el kilómetro 2,8 se construirá un muro de sostenimiento en la margen derecha, de 13 metros de longitud. En el kilómetro 3,2 se colocarán 16 metros de barreras de protección, y en el 3,4 se saneará una franja de 24 metros de longitud y 2 de ancho. En el 3,40 se construirá una nueva cuneta adaptada al actual trazad de la carretera, además de acondicionar el talud del desmonte y reponer el acceso peatonal a una finca, afectada por un argayo. Por último, en el kilómetro 3,8 se construirá un muro de 15 metros en la margen izquierda.

Deje su comentario

Diario Comarcal Independiente