Publicado el: 07 Jul 2018

La Guardia Civil desaloja al PSOE del pleno de Teverga

La portavoz del grupo socialista, Elena Tuñón, había preguntado por los 20.000 euros del coste del despacho de abogados Botas por el caso Valdecarzana

La alcaldesa llamó al orden a la edil tres veces pero ésta se negó a salir voluntariamente y llamó a las Fuerzas de Seguridad

Elena Tuñón, portavoz del PSOE, en un pleno anterior (archivo LVT)

F. Romero / Teverga

La tensión política protagonizó nuevamente un pleno de Teverga de ayer, en el que tan solo había un asunto ordinario sobre las depuradoras del concejo. La Guardia Civil desalojó ayer a la portavoz del grupo municipal socialista, Elena Tuñón. Previamente la alcaldesa, María Amor Álvarez Ardura (IU) le llamó al orden en tres ocasiones, al seguir interviniendo, a pesar de que se le retiró el uso de la palabra. El tema que había sacado a debate la portavoz socialista fue la causa del enfado de la regidora. Preguntaba Tuñón por un gasto de 20.000 euros en el despacho de abogados Botas, que llevan la defensa municipal en el caso Valdecarzana. La edil insistió en que se le informara, pero fue amonestada. La Guardia Civil tardó una hora y media en acudir. Mientras tanto, el pleno fue suspendido. Tras su llegada, los agentes desalojaron a la portavoz, a la que acompañaron en su apoyo el resto de la bancada socialista, que leyó un comunicado de protesta.

El concejal de IU, Juan José García, integrante del equipo de Gobierno de IU, señaló a este diario que Tuñón “estaba haciendo una pregunta sobre la minuta que cobra el abogado que defiende los intereses de los teverganos en el tema del Palacio de Valdecarzana (Antonio Cifuentes) y tras contestarle la alcaldesa a la pregunta siguió insistiendo, no respetando los avisos de silencio dados por la alcaldesa”.

Para el portavoz del PP Antonio Capín fue un pleno “desastroso” y explicó que lo ocurrido “es la postura de siempre, al PSOE no les interesa trabajar por los vecinos, intentan tapar sus casos de corrupción, interrumpen constantemente y su máxima es el insulto y la descalificación personal”. Capín leyó un documento al principio del pleno en el que, dirigiéndose al grupo socialista les informaba “que no admitiría más insultos ni amenazas hacia mi persona. Cuando ellos se hacen con el poder es el gran triunfo de la democracia, cuando se lo quitan somos fascistas y asesinos”

Por su parte el otro concejal del PP, Ángel Lagar Patallo, cree que aunque muchas veces “la alcaldesa tiene motivos para expulsar a concejales del PSOE que se ponen a insultar, en el caso de ayer no tenía razón. Tan solo estaba preguntando y parece que lo que busca la alcaldesa es presionar en los plenos para no tratar los asuntos que nos interesan a los vecinos. Yo llevaba 20 preguntas que me han trasladado vecinos y ganaderos y no se pudieron tratar. Es patético, después de dos meses sin plenos nos presentan uno con un asunto ordinario y sin ningún tema más de interés municipal. El equipo de Gobierno se dedica ahora a reventar los plenos. Es una dictadura en toda regla”.

El PSOE matiza que abandonó el Pleno cuando llegó la Guardia Civil, “pero no nos desalojaron”

 

Comentarios:
  1. José Ramón López Fidalgo dice:

    Pocos y mal avenidos

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa