Publicado el: 13 Ene 2021

El abandono de las carreteras de Somiedo, más allá del argayo de Castro

Josefina ÁLVAREZ

Portavoz del PP en Somiedo

Desde que días pasados se produjo entre Castro y La Malva el enorme desprendimiento que dejó prácticamente aislados durante cinco días a una gran parte de los pueblos del municipio de Somiedo, se ha producido en los diversos medios de comunicación una avalancha de peticiones relativas a las carencias que históricamente venimos soportando en Somiedo y que no se reducen, ni mucho menos, al ensanche y mejora de la carretera AS-227 entre Aguasmestas y La Pola. No se pueden evitar desprendimientos como el ocurrido en Castro, situaciones imprevisibles que cuando surgen requieren seriedad y rapidez en la actuación. Afortunadamente así ocurrió esta vez, aunque la gente teme que vuelvan a bajar las rocas que aparentan estar sueltas.

Tanto el Principado como la empresa Posada, a la que expresamos nuestro agradecimiento por su implicación y eficiencia, actuaron con diligencia y esa eficiencia permitió abrir la carretera incluso antes del plazo inicialmente previsto. Sin embargo, muchas otras carreteras locales y autonómicas cuyo trazado transcurre por nuestro concejo, siguen presentando problemas serios. Desde hace un largo periodo tiempo, los concejales del Partido Popular venimos reclamando año tras año una actuación que nos parece necesaria y urgente; ya no solo porque esta supone una mejora en las conexiones para un área de Asturias que el Principado parece haber olvidado, sino también por motivos de seguridad. Y es que, aunque se ha colocado una parte de las barreras, aún es mucho lo que queda por proteger en un tramo muy peligroso de una carretera por la que transitan los vecinos de El Puerto y que, además, es una vía de paso diario para el transporte escolar y de servicios. A todo ello se suma también que ésta es la vía de comunicación con Babia, la única opción de evacuación de Somiedo para una situación de emergencia como ocurrió durante el cierre de la AS-227. Concretamente, la colocación de barreras anti aludes en todo el tramo de La Peral al Puerto de Somiedo fue una de las mejoras propuestas por el Partido Popular de Asturias a través de las enmiendas presentadas al Presupuesto Autonómico para el ejercicio 2021. Lamentablemente los votos en contra de algunos partidos entre los que destaca el PSOE como partido de gobierno, impidió que esta mejora tan necesaria como reclamada por los vecinos y vecinas de Somiedo prosperase.

Cada año se plantea el mismo problema, más acusado si cabe en este invierno en el que se están produciendo fuertes nevadas que sin duda alguna aumentarán el riesgo de que los aludes interrumpan la circulación. Esperamos que, como por suerte ocurrió en Castro, no se produzca daño personal alguno, especialmente en este inicio de año tan duro para Asturias debido al temporal. Como ejemplo basta mirar en estos días hacia San Isidro y el suceso que estos días tiene conmovida a toda la región. Lo vivido en este puerto resulta estremecedor.
No se trata de dramatizar, pero la situación de las carreteras somedanas es deplorable. Además de la tantas veces prometida actuación para el ensanche y mejora de la AS-227, resulta imprescindible efectuar desbroces cada verano para garantizar la seguridad en el tránsito de esta vía y también en la de La Malva a
La Farrapona. Al respecto, fue aprobada una moción presentada por el Partido Popular para la colocación de mallas que evitasen la caída de piedras en el tramo Villarín – Arbellales. Sin embargo, y viendo el tiempo transcurrido, tal parece que quedó perdida en el olvido. Precisamente ahora, con la presencia de nieve y con el deshielo, la peligrosidad es aún mayor.

Pero aún hay más. La carretera de La Pola a Perlunes, en fase de contratación según palabras del Señor alcalde, requiere una solución urgente. La que lleva a La Rebollada es un peligro por su estrechez y la carencia de quitamiedos. La de Pigüeces requiere construir algunos apartaderos para que al menos puedan cruzarse sin riesgo dos vehículos. Tampoco acaba de darse solución al problema que tienen los vecinos de Orderías obligados a circular con los tractores y coches por encima de una plataforma de hormigón que está en el aire. Y en este caso, como en los anteriores, el señor consejero no puede argumentar no ser conocedor de la
realidad, puesto que hace ya unos meses que el diputado del PP por el Occidente, Álvaro Queipo, expuso en la Junta General del Principado el peligro al que están sometidos los vecinos ante una situación que resulta intolerable para el siglo en el que vivimos. No sabemos ya dónde recurrir ni a quién pedir solución ante el silencio absoluto del ayuntamiento y de un Gobierno socialista del Principado que sólo se dirigen a los vecinos y vecinas de Somiedo para ofrecer promesas incumplidas. Falta hacía que los responsables hicieran una visita a nuestro concejo para darse un baño de realidades. La que vivimos es una situación desoladora que, cuando comienza un temporal invernal, se agrava aún más a la que se suma una red de suministro eléctrico con importantes y preocupantes deficiencias. Y no hablemos de las telecomunicaciones: son una carencia endémica en Somiedo. Vivimos en un mundo conectado, pero nuestra conexión es deficiente. Mientras internet se ha convertido en una importante herramienta de trabajo y de comunicación, la implicación de la ciudadanía de nuestro municipio demanda mejor servicio en cada momento. Las quejas vecinales son muchas y muy diversas, ya que cambian dependiendo del pueblo de Somiedo al que hagamos referencia. ¿Quién puede prescindir a día de hoy a una conexión a Internet que le permita consultar o registrar datos que le sean necesarios en cada momento, entre otras cosas? La respuesta es fácil: nadie. ¡Ojalá que nuestras peticiones tenga eco en las instancias que tienen cabida!

Deje su comentario

Diario Comarcal Independiente