Publicado el: 19 Abr 2021

Arranca la declaración de las termas de Valduno como Bien de Interés Cultural

La Consejería de Cultura ha publicado hoy en el BOPA la memoria del yacimiento arqueológico y delimitado el perímetro de protección, unas 10 hectáreas donde cualquier obra deberá ser autorizada por Patrimonio

Una visita guiada a las termas de Valduno

Esther Martínez/Las Regueras

El procedimiento administrativo para la declaración de las termas de Valduno como Bien de Interés Cultural ha comenzado oficialmente hoy, con la incoación del expediente por parte de la Consejería de Cultura y su publicación en el Boletín Oficial de Principado de Asturias. Desde este momento, queda ya fijada el área de protección de la zona arqueológica, donde no se podrán hacer obras que impliquen movimiento de tierras.

«La propuesta de delimitación del entorno de protección integra las dependencias parroquiales, el barrio de La Torre y la fachada de alineamiento de las viviendas y construcciones situados al O de la carretera local que lleva a Premoño. Se trata de una delimitación a mayores, que abarca unas 10 ha, dado que se desconoce por completo la extensión del asentamiento arqueológico y su circuito periférico», señala el expediente publicado por Cultura. El área arranca del puente y rodea toda la zona y los caseríos del entorno de las termas.

En esta zona, el BIC afectará a cualquier obra «que conlleve remoción de tierras en el interior de ese perímetro, con excepción de los trabajos de labrantío que utilicen técnicas tradicionales». En concreto, hay cinco edificaciones que en principio no podrán ser ampliadas, y otras cinco parcelas donde no se podrá construir hasta que se verifique que no hay restos arqueológicos en su subsuelo, relacionados con el yacimiento romano. Además, en toda la zona de protección «las obras que impliquen movimientos de tierra, incluidos los cambios de uso del suelo, sólo se autorizarán siempre que cuenten con informe favorable de la Consejería de Cultura que, en tanto órgano competente y tras examen de la actividad proyectada, establecerá las actuaciones preventivas que considere oportunas en orden a salvaguardar y documentar los vestigios e indicios arqueológicos que contribuyan al conocimiento histórico relacionado con el asentamiento romano y su evolución posterior». Cualquier hallazgo localizado por azar en este entorno debe ser notificado a la Consejería, concluye el documento, que puede consultarse íntegramente en este enlace. 

 

Deje su comentario

Diario Comarcal Independiente