Publicado el: 26 Abr 2021

Delegación del Gobierno baraja un «by-pass» para rodear el argayo de Salas, por la complejidad de la obra

Los regidores de Salas, Tineo y Allande han sido convocados mañana a Oviedo para ser informados del corte de la N-634 y presentar una alternativa, que puede incluir expropiaciones

Aspecto general del desprendimiento

F. R. / Grado

Delegación del Gobierno de Asturias propondrá mañana a los alcaldes de Salas, Tineo y Allande, la construcción de un «by-pass» que rodee el argayo de la N-634 a la altura de Casazorrina y que mantiene cortada esta importante vía de comunicación desde el pasado 16 de abril. La medida podría suponer alguna expropiación y será una obra también complicada, debido la situación próxima al río Nonaya, aunque necesaria, dado que los trabajos para asegurar la ladera y retirar la tierra y las rocas caídas a la vía serán mucho más complejos aún.

Los alcaldes de Salas, Tineo y Allande acudirán mañana martes a la sede en Oviedo de la Delegación del Gobierno para ser informados de la situación. El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana ha evaluado mediante datos geofísicos el deslizamiento de tierras en la N-634 en Salas. La geofísica emplea técnicas como la sísmica de refracción y la tomografía eléctrica con el objetivo de determinar en un punto de la superficie a qué profundidad se ubica la discontinuidad entre el terreno natural y las tierras deslizadas. Tomando datos en una nube de puntos, se ha llegado a estimar el volumen total de tierras que deslizó y determinar las actuaciones de reparación más adecuadas.

El corte de la N-634 está obligando a los usuarios del transporte público y privado a desviarse por tres rutas alternativas, por Soto de los Infantes, por la carretera que va por detrás del monasterio de Cornellana, la SL 7, y la local de Camuño (SL-4). Sin embargo, en esta última se forman atascos al ser muy estrecha, por lo que solo se permite el acceso a los residentes. En todos los casos hay un aumento de tiempo (la más rápida es la de Soto de los Infantes y son diez minutos más). Esta situación ha causado importantes perjuicios a la población máyor que por motivos de salud tiene que desplazarse a Oviedo, ya que tienen que pagar más por el servicio de taxi. Precisamente el día que se produjo el argayo, era la jornada que le correspondía a Salas para la vacunación de la franja de edad entre 70 y 80 años.

El argayo es consecuencia de las obras de la autovía Grado-La Espina A-63 que ya han causado otros daños colaterales, con edificios arruinados, expropiaciones y compensaciones inesperadas por el deslizamiento de una ladera en el tramo entre Cornellana y Villazón. Ya desde el año pasado, con las intensas lluvias caídas, se produjeron importantes argayos que obligaron a Demarcación de Carreteras a llevar a cabo una serie de expropiaciones en Villazón y a vallar toda la ladera. Se demostró que existía riesgo importante para esos edificios, pues meses después, nuevas lluvias arrastraron una panera ubicada al borde la carretera N-634. Más recientemente se produjo otro deslizamiento de tierra en una zona en la que había un vivienda que no se incluía entre las que se habían expropiado.

Deje su comentario

Diario Comarcal Independiente