Publicado el: 31 May 2021

Familias de Candamo descontentas con el colegio llevan su protesta a Oviedo

Fueron recibidos por Inspección Educativa, que se comprometió a evaluar el origen de la baja de siete profesores

Protesta de las familias ante la sede de la consejería de Educación, esta mañana

Redacción/Grado

Las familias de Candamo que cuestionan la dirección del colegio Prieto Bances y denuncian bajo nivel educativo y situaciones de presión a parte del claustro de profesores llevaron esta mañana su protesta a Oviedo, con una concentración frente a la sede de la consejería de Educación, en la plaza de España. Los padres y madres fueron recibidos por la Inspección Educativa, a la que trasladaron sus quejas sobre la gestión del centro, que en la actualidad tiene siete profesores de baja. La consejería se comprometió a que un equipo psicológico evalúe la situación de este profesorado. Los padres y madres llevaban pancartas, con lemas como «Verdad y transparencia, basta ya».

El AMPA y un sector mayoritario de las familias apoyan a la dirección y enmarcan el conflicto en «resistencia» hacia el modelo educativo, por proyectos.

Las familias críticas con la gestión han hecho público un comunicado, que reproducimos íntegramente a continuación:

COMUNICADO DE PADRES Y MADRES DEL C.P. PRIETO BANCES DE CANDAMO.

En Candamo, a 29 de mayo de 2021.
Desde el grupo de padres y madres del C.P. Prieto Bances de Candamo que disiente con la actual gestión del centro, concretamente con su dirección, nos vemos en la obligación de dar pública respuesta a las declaraciones que se vienen vertiendo en prensa, prestando apoyo a la dirección del Colegio.

En primer lugar, queremos insistir en que nuestras reivindicaciones se centran en la baja calidad educativa, en las escasas competencias académicas que presentan nuestros hijos e hijas. Repitiendo, por enésima vez, que muchos de ellos están dos cursos por debajo del propio para
su edad.

A nuestro juicio, la causa del problema son las continuas idas y venidas de profesores, que repetidamente piden traslados o presentan bajas por enfermedad. Los continuos cambios de profesor, o directamente su ausencia, provocan que los niños no tengan continuidad, perdiendo el ritmo del curso académico, llegando al punto de encontrarse “a la deriva”. Repetimos, con un nivel semejante a dos cursos por debajo del apropiado. En resumen, hemos llegado a la conclusión de que nuestros hijos e hijas, de mantenerse esta situación, están terriblemente expuestos al fracaso escolar.

Intentando averiguar las causas de la inestabilidad de los profesores hemos hablado con varios de ellos – docentes en este y otros años -, y no pocos, nos han dicho que la causa está en la actitud de la dirección del centro hacia ellos, llegando al punto de establecerse en el colegio un clima de trabajo irrespirable. En consecuencia, muchos han pedido el traslado y otros, preocupados por las repercusiones de esta situación hacia su salud, han acudido al médico. En busca de soluciones, hemos acudido a la Consejería de Educación, pidiendo su intervención en el problema. Pues entendemos que es el órgano a quien compete tal función. Pero no se nos ha respondido en ningún sentido, es decir, su única respuesta ha sido: “Hemos recibido sus reclamaciones, muchas gracias”. Por lo cuál nos vemos obligados a dar visibilidad al problema con presencia en medios de comunicación y movilizaciones ante la propia Consejería. Ahora bien, una vez publicadas nuestras reivindicaciones vemos que otro grupo de padres y madres nos sale al paso, manifestando su apoyo a la dirección del centro y mencionando también su predilección por el método de enseñanza por proyectos. Queremos dejar claro que nada más lejos, que nuestras reivindicaciones no versan sobre los métodos pedagógicos utilizados en el centro, damos por más que segura la capacidad de los profes para adaptarse a los diferentes métodos de trabajo. Lo que nosotros reivindicamos, repetimos, es que la Consejería debe investigar a fondo sobre las causas de este “carrusel de profesores”. Añadir, que cualquiera puede analizar la situación desde un razonamiento muy sencillo: cuando en un entorno laboral la mayoría de los subordinados “huyen en desbandada” algo extraño ocurre con los dirigentes. Quizá encontremos algunas respuestas en otros colegios por dónde ha pasado nuestra directora; La Escuela Hogar de Belmonte o el C.P. Santa Bárbara de Oyanco. Otro matiz del asunto es la discriminación que sufren los alumnos, aquellos que gozan de la tutela personal de la Sra. Directora muestran un nivel académico excepcional, por supuesto, pero aquellos no alcanzan ese privilegio -nuestros hijos e hijas- están abandonados a su suerte, amenazando una deriva que no tendrá otra desembocadura, insistimos, que el fracaso escolar.

En este punto exigimos también que la Consejería tome cartas en el asunto, velando por una educación pública de calidad y con igualdad de oportunidades para todos los alumnos. Otro asunto que somos incapaces de comprender es la situación que vivimos en el AMPA “La Fresa”. Todos somos miembros de la asociación y en su propia virtud está la defensa de una educación pública de calidad y equitativa, así como la mediación con la dirección del centro para atender las inquietudes manifestadas por las familias. Pero, en nuestro caso, no solamente vemos como nuestras reclamaciones no son ni canalizadas ni apoyadas desde la asociación, si no que son rechazadas. Y aún más, asistimos atónitos a la intervención de AMPA en este conflicto, vertiendo declaraciones en prensa y tomando partido a favor de la dirección. Quisiéramos saber en que artículo de los estatutos de nuestra asociación se comprende que entre sus funciones se encuentran actitudes como la descrita. Y aún considerándonos equivocados, aceptando que AMPA pueda tomar partido en un conflicto de la forma que lo está haciendo, no tenemos conocimiento de ningún acto oficial (asamblea) donde se hayan tomado acuerdos para actuar en semejante sentido.
Insistimos, nuestra voluntad es la de hacernos entender, la de separar lo esencial de lo accesorio, lo que deseamos y exigimos es que la Consejería de Educación tome cartas en el asunto, investigue a fondo y tome las acciones pertinentes para que nuestro colegio vuelva a la normalidad. Este asunto, como ningún otro, no se arreglará jamás desde enfrentamientos entre familias, debates en redes sociales o intercambios de declaraciones. Este problema se solventará desde la investigación exhaustiva por parte de las autoridades competentes, la colaboración de los afectados, el juego limpio y la voluntad de entender y dar cabida a los deseos e inquietudes de todos.

 

Comentarios:
  1. Angela dice:

    Lo mejor que te puede pasar en esta vida es que te enseñen profesores con vocación, dedicación e interés genuino por el bienestar y el futuro de los alumnos, por hacer lo que pueden por motivar a los alumnos y prepararlos para un futuro que se pinta cada vez mas competitivo. Y lo peor…que te enseñen profesores que van a estar, ha hacer lo minimo posible para a fin the mes cobrar la nomina, y lo que es peor, que se lo diga a los alumnos en la cara. No, no estoy exagerando, esto ha ocurrido.

Deje su comentario

Diario Comarcal Independiente