Publicado el: 14 Ene 2022

La hermana saharaui del Bernardo Gurdiel

El colegio moscón empezó a colaborar en 2018 con una escuela de Bojador, con la que ha estrechado lazos que ya se reconocen en placas conmemorativas

El alumnado de 6º del Bernardo Gurdiel con las placas

L. S. N. / Grado

Los niños y niñas de 6º de Primaria del colegio Bernardo Gurdiel comenzaron en 2018 a relacionarse con un centro escolar en el campamento de refugiados saharauis de Bojador, la Escuela Saharaui Mahfud Ali Beiba de Agti. La relación entre ambos centros ha ido creciendo año a año, implicando a todo el alumnado, familias y profesorado y hoy el hermanamiento es una realidad, según destaca el director del Bernardo Gurdiel, Miguel Zapatero.

La escuela, que cuenta con 729 alumnos, tiene desde el pasado mes ya la placa que reconoce su hermanamiento con el Bernardo Gurdiel, un reconocimiento oficial de hermandad que se colocará también en el centro moscón. “Durante estos cursos se ha mantenido una comunicación entre las dos escuelas a través de las visitas que Carlos de la Parte (miembro de la Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui) ha realizado a los campamentos y en las que ha transmitido el cariño y las actividades que han llevado a cabo las alumnas y alumnos del colegio Bernardo Gurdiel”, señala Miguel Zapatero. Entre éstas están campañas de recogida de alimentos y material escolar, campañas de sensibilización con la situación de los refugiados o envío de postales de Año Nuevo.

Este año, además, el hermanamiento entre ambas escuelas se plasmará a través de dos placas que se colocarán en los dos centros. “Una de ellas ya vuela camino del Sáhara y fue entregada en el colegio por el alumnado de 6ª, donde cursa estudios un alumno saharaui, Ayoub, a Carlos, que hará entrega de ella en Agti”, informa el director. Una carrera solidaria con donaciones de material deportivo, un taller de escritura en Hassanía (dialecto del árabe) para aprender a escribir cada uno su nombre con la grafía arábiga y un coloquio con familias que participan en el programa Vacaciones en Paz son otras de las actividades programadas en el colegio moscón, “esta última, si es posible, ya que el año pasado el programa se suspendió por la pandemia”. Todas las actividades de este hermanamiento se dan a conocer en la página web del colegio.

Desde la escuela Mahfud Ali Beiba han llegado al Bernardo Gurdiel cartas, dibujos, fotos y el cariño y agradecimiento de quienes sienten que tienen unos compañeros y hermanos comparten con ellos las mismas ilusiones, pese a la diferencia de la realidad en la que viven. Un hermanamiento que enriquece a los niños y niñas del colegio moscón, que crecen en el respeto a la diversidad cultural y los derechos humanos.

Una entrega de los niños moscones a los saharauis en el colegio de Bojador.

Deje su comentario

Diario Comarcal Independiente